Dos thrillers de terror de Stephen King para disfrutar un finde.

0
47

Cuando hablamos de Stephen King hablamos del maestro del terror que a más de uno nos cautiva con sus historias y por eso escribo este artículo, para recomendarles dos thrillers de terror llenos de tormento y angustia al puro estilo King. Espectaculares para este fin de semana largo.

2. “El Juego de Gerald”

La película está dirigida por Mike Flanagran, (Oculus, Somnia, Ouija en otros) un director que evoca el terror con su propio estilo, el cual últimamente está desarrollando de forma muy interesante dentro del género que muchos seguimos. La adaptación se hizo con su co-guionista Jeff Howard y los resultados hablan por sí mismos. Desde ya bastante no te dejará con mal sabor.

“El juego de Gerald” o también conocido como Gerald’s Game, nos invita a una historia fascinante con mucha psicología, donde el inconsciente le gusta jugar a contrapartida y te toma desprevenido.

La historia comienza cuando Jessie (Carla Gugino) y su marido Gerald (Bruce Greenwood) en un intento por dar “nuevos aires” a su pareja que se encuentra al borde de la ruptura, deciden hacer un viaje y pasar el fin de semana juntos en una cabaña aislada para volver a encontrarse íntimamente de algún modo. En ese intento fallido donde el cansancio ya juega en ligas mayores, nuestra protagonista Jessie se presta a un juego erótico que fantasea su marido y para esto acepta ser esposada a una cama.

Gerald es un abogado exitoso, egocéntrico con un espíritu algo diablillo que es capaz de persuadir la negativa de su esposa hasta lograr su prometido a cumplir esa fantasía con algunos tintes retorcidos, que desde ya ponen a su esposa en una situación límite.

Jessie en cierto sentido es una mujer socavada por la presencia de un imponente marido decisivo y de gran carácter que en cierta forma la domina y le calla. Presenta una personalidad frágil y muy susceptible ya que deposita toda su confianza en un marido que a parecer, poco le valora como persona.

El film nos inmiscuye en la mente de una mujer confundida y atrapada ante una situación límite, que la pone al mismísimo borde de la muerte, donde cada instante y cada detalle cuenta a la hora de tomar una decisión.

Una historia de estas características tiene muchos recursos para jugar con tramas complicadas y llevaderas, así mismo “El juego de Gerald” siendo un thriller psicológico no se deja descansar en un trasfondo de un drama simple, porque dota un argumento muy fuerte y a su vez bastante delicado, acompañandolo por un turbio pasado que acecha de forma sigilosa y deja al espectador cautivado.

La música le da un realismo fatídico, donde nos perdemos entre la fantasía y la realidad, mostrándonos escenas desde desgarradoras hasta “gores” y poniendo la película en máxima tensión, con esas dosis que combinan múltiples personalidades e interpretaciones magistrales. Esta potente combinación nos lleva a sentir la desesperación del personaje, su impotencia y así conocer de poco sus secretos más oscuros.

Perfecta para este fin de semana largo, este film de suspense y horror nos cuenta en un equilibrio puro la tragedia y agonía de un personaje sometiéndolo en un terror personalizado al más puro estilo del maestro del terror.

1. “1922”

Es otra apuesta que nos deja Netflix en su lista de recomendados de terror, esta adaptación de Stephen King está a cargo de Zak Hilditch (These final hours), un jovencísimo director que también estuvo a cargo de escribir el guión y llevar adelante este fantástico film con suspense y un terror de época a la vieja usanza.

“1922”, es uno de los relatos más terroríficos que King comparte en su obra “Todo oscuro, sin estrellas”, la trama se desarrolla en una granja de Nebraska, donde vive una familia compuesta por Wilfred (Thomas Jane) y Arlette James ( Molly Parker), un matrimonio de costumbres rígidas y largos silencios como en viejas épocas.

La historia, es un drama psicológico puro y duro, sin frivolidades nos cuenta cómo la vida de Wilfred James da un giro rotundo cuando le gana la ambición y es que la situación se desborda cuando esta familia recibe una herencia que puede cambiar sus vidas de la forma más simple: vendiendo la granja e irse a vivir a una ciudad o elegir quedarse como alternativa y trabajar más desahogadamente esas tierras para sacarlas adelante.

Arlette, la heredera es una mujer independiente y moderna que añora cambios, pero el conflicto emerge con su marido Wilfred, un hombre mezquino de mirada fría que no acepta consejos ni cambios. Ambos terminan enfrentándose y en el medio para agregarle más emoción se encuentra, Henry (Dylan Schmid) su hijo adolescente, un chico de 15 años que vive su primer amor como si fuera el último.

Entonces, he aquí el dilema que puede desencadenar un infierno en la familia y convertir la armonía en la pesadilla de todos. Este film retrata el egoísmo, la mezquindad y en qué macabro compañero se puede convertir el odio que se cocina a fuego lento y quema en silencio por dentro. No estamos ante secuencias de cortes y música estridente para atemorizarnos, sino ante un miedo más profundo y real: “lo que traman los demás en tu contra”.

Esos secretos y persuasión que convierten a tu familia en el enemigo más acechador que jamás quisieras encontrarte, porque no hay nada más decepcionante y horroroso que tus seres queridos se conviertan en el monstruo que tanto temes.

Otra recomendación para disfrutar el terror sentado desde el sofá de tu casa. Una oscura historia que esconde secretos y así nos deleita Stephen King, el rey del terror.

Dejar respuesta

Por favor escriba un comentario!
Por favor escriba su nombre aquí