Rilakkuma y Kaoru, la adorable serie llega a Netflix.

0
196

De la mano de Masahito Kobayashi, Netflix nos trae esta fabulosa serie animada con un guión (Aki Kondo y Naoko Ogigami) exquisito y tan dulce para empalagarte con estos 3 personajes tan preciosos y embaucadores de encanto.

Trailer más completo en español aquí

Aparte de brindarnos una ternura desbordante, esta serie nos trae un sorprendente impacto emocional. Sus protagonistas nos cuentan el día a día de sus vidas y los entrecejos que puedan suceder. Kaoru es una solitaria mujer que vive en Tokio y en su soledad le acompaña su mascota, un pequeño pollito adorable llamado Kiiroitori al que luego se le suman Rilakkuma, un gran oso marrón y Korilakkuma una osezno muy simpática.

A pesar que la animación se ve muy infantil, nos sumerge en un mundo adulto porque más allá de los frondosos colores de estos muñecos y sus aventuras tan tiernas hay una historia difícil, contándonos la soledad de la protagonista y los conflictos internos que debe superar.

Por momentos su lucha nos recuerda a Aggretsuko, otro espectacular anime de Netflix que también retrata la soledad y la problemática con la edad en una sociedad exigente que no da tregua al tiempo pero que siempre aboga por la juventud para las oportunidades.

Kaoru está atrapada en un trabajo en el que nadie la tiene en cuenta ni le valora, sus amigas más cercanas ya se han casado, algunas han emigrado y otras tienen pareja por lo que nuestra protagonista se ve recluida y apartada del único circulo que le conoce y estima. Entonces, es aquí donde sus mascotas que son sus amigos y también familia ocupan ese lugar de compañia que todos necesitamos cuando regresamos a casa.

Ella les cuida, les alimenta mientras que estos adorables amigos le recuerdan las bondades de la vida, de algún modo la alientan a estar más abierta y dejar de refugiarse en la soledad.

Lo más bonito de este espectáculo es que cada episodio no es al azar, sino que trae consigo un mensaje, una experiencia y unas risas que acompañan la trama y la hacen ligeramente corta, son apenas 10 minutos cargados de emoción, conflictos, pequeñas discusiones y todo con tanta naturalidad que alientan a seguir viendo de inmediato el siguiente capítulo.

La calidez con la que es llevada la historia nos deja sentir las estaciones, la lluvia, las miradas, la incertidumbre, etc y es que la animación stop-motion le da un toque conmovedor que de verdad es fascinante. A su vez de poco a más, nos va deshilando una historia de amistad y cariño llena de dificultades, errores y momentos agridulces, típicos de la vida misma.

Esta serie me ha fascinado no solo por la ternura que me transmiten estos personajes de peluche de San-X que a propósito ya muchos le siguen desde hace tiempo, sino que me ha cautivado la forma en que llevan una historia animada con una trama que esconde un problema que cada vez está aumentando más, “la soledad”. De momento sin llegar al drama triste estas criaturas con sus chirridos nos deleitan y sacan una sonrisa con sus disparatadas aventuras.

La Serie esta compuesta por 13 capitulos de 10 minutos cada uno. Se emite en Netflix y la puedes ver en español o japonés subtitulado.

Dejar respuesta

Por favor escriba un comentario!
Por favor escriba su nombre aquí