El Alienista y el origen de la psicología forense.

0
62

Cuando una película se inmiscuye en la psicología forense acoge grandes expectativas por parte del público, dado que en los tiempos que corren ,no se si decirle moda pero si es una tendencia que cada día se forja más en el suspense y las tramas policiales.“El Alienista”, es una producción de TNT, la más cara de su historia, con 5 millones de dólares por capítulo y es la gran apuesta que Netflix el pasado 2018 decidió adquirir. Este sangriento thriller es una adaptación del best seller de Caleb Carr escrito en 1994, el cual ahonda en los inicios de la investigación científica criminal, ambientada en la Nueva York de finales del siglo XIX, un suspense psicológico al estilo Sherlock Holmes.

La serie está dirigida por James Hawes y Jakob Verbruggen, consta de 10 episodios en su primera temporada y a estas alturas ya han confirmado contrato para que disfrutemos la continuación en una segunda temporada que también promete, dado que es la adaptación del segundo título de la saga del mismo autor, conocida como “El Ángel de la Oscuridad”. Entre sus protagonistas encontramos a un gran elenco Daniel Brühl (Capitán América), la conocida Dakota Fanning (Ocean’s 8) y Luke Evans (El Hobbit).

La trama está ambientada en la decadencia de una Nueva York a finales del pasado siglo con una ciudad embebida en un crisol de culturas, religiones y razas, donde una serie de brutales asesinatos están propagando el miedo y la incertidumbre a la población neoyorquina. Tiempos en los que la miseria y suciedad comulga en contraste con las lujosas mansiones la high society.

Las víctimas, son unos jóvenes abandonados a la deriva que deben prostituirse para sobrevivir en la vieja ciudad donde la noche no descansa. Aquí la narrativa sumerge a los personajes en turbios escenarios sangrientos, despojados de todo posible testigo. Por momentos sus escenarios nos destellan memorias de Jack El Destripador y su vorágine sed de matar. Estos personajes tan carismáticos se mueven por todos los escenarios posibles donde las personalidades de la sociedad neoyorquina quedan expuestas a sus vicios más ocultos, donde la prostitución y pederastia se muestran sin tapujos ni pudor alguno.

El Alienista, conocido como Laszlo Kreizler, es un psiquiatra de época que si bien recordamos en esos tiempos, no era bien visto que un profesional se dedicará a estudiar las enfermedades mentales ya que tendía a ser mal enjuiciado por el resto de la sociedad, así sucede con nuestro anfitrión en esta historia, quien decide liderar por su cuenta la investigación del caso y es que el hombre se encuentra fascinado con la mente criminal y dedica su vida al estudio de las patologías mentales, lo que genera cierto recelo por parte de quienes le rodean.

El escritor, Caleb Carr desafió mezclar en sus tramas, realidad con ficción, por eso tendremos varias referencias a personajes y lugares reales, empezando por ejemplo que veremos al propio Roosevelt, cuando dirigía la prefectura de policía de Nueva York, sin ir más lejos, esto fue por 1895 cuando ejerció este mismo puesto, el cual le convirtió tiempos después en secretario adjunto de la Armada que lo llevó años más tarde a postularse y ganar el puesto como gobernador de Nueva York. Solo unos pocos meses después la historia nos remite en que se convierte en el 26º presidente de EEUU. Aquí, en “El Alienista” este personaje se enfrentará ya desde ese entonces a la corrupción política y secretos de estado con los que deberá lidiar cuidadosamente si quiere limpiar las calles de su ciudad.

Roosevelt en la serie está acompañado por una secretaria, la primer mujer policía, Sara Howard, interpretada por Dakota Fanning, a la que Laszlo invita  a formar parte del grupo de investigación, la misma encarna a la propia Minnie Gertude Kelly, la primer mujer que trabajó en el departamento de policía de Nueva York por el año 1895, la intención en ese entonces era reducir costes ya que la misma ganaba al año un salario 1200 dólares menos, solo por ser mujer. En la serie nos vemos abocados al machismo de época vilipendiando a una joven fuerte y gélida, que debe enfrentar con coraje y superación el orgullo testosterónico de sus compañeros.

El ingenio y los conocimientos de John Moore, el dibujante miembro del equipo, quien es el encargado de retratar la escena del crimen nos reconstruye como el ambiente artístico marcaba sus cimientos en una actividad tan siniestra y sumamente útil en ese entonces. John es un personaje que en su talento y perspicacia nos da un respiro en aquellas situaciones donde su equipo falla.

Como conclusión puedo decir que nos encontramos frente a un thriller espectacular donde el suspense se concreta en cada episodio. Los escenarios están muy bien conseguidos y aunque vemos una vieja Nueva York confinada en los albores de sus cimientos, los escenarios reales de la serie se desplegaron en Budapest con una cuidadosa fotografía que nos ensalza en el ambiente neoyorkino propio de su época, desplegando un vestuario más que conseguido y ampliamente detallado en todos sus personajes. La serie esta en español y la puedes disfrutar en Netflix.