Juegos malditos que uno no debería jugar (2ª parte)

2
235
juegos malditos japoneses

Juegos japoneses que uno no debería jugar

Como pudimos ver en la anterior entrada, estos juegos de extraña creación, aún siguen latentes en la cultura japonesa. Aunque algunos rozan lo absurdo, otros da cierto miedo probar su validez.

Aquí nombraremos cuatro juegos más, por si algún valiente se atreve a probar si son verdad o no.

 

Kokkuri-san

kokkuri-san juego

De Kokkuri-san ya hemos hablado en esta otra entrada sobre los 8 leyendas urbanas que podrían ser reales, pero aquí también lo nombramos ya que es un juego de los que uno no debería jugar. Además, aquí explicaremos las reglas.

Kokkuri-san es un juego que en la última década ha vuelto a ponerse de moda. Es muy similar a la ouija, pero se cree que es mucho más seguro debido a que aquí se invocan espíritus de la religión sintoísta.

Según las leyendas, con este juego invocas a Kokkuri-san, un espíritu mezcla entre zorro, perro y mapache. Las características de estos animales hacen que el espíritu sea peligroso: el zorro destaca por su sabiduría que mal usada, puede embaucarnos y hacer que sucedan cosas terribles; el perro es leal y aunque el mapache traiga buena suerte, también puede hacernos travesuras.

Uno debe tener cuidado de que preguntar y sobre todo hacer la invocación bien, ya que si no se lo llama al Kokkuri-san, será otro espíritu quién tome su lugar y esto puede ser peligroso. Se recomienda hacer preguntas banales y evitar las complicadas de las que no queremos saber respuesta. También se dice que Kokkuri-san no siempre responderá con la verdad.

Para jugar, estas son las reglas:

  • Se necesitan al menos dos personas para empezar el juego.
  • Coge una hoja en blanco y dibuja un “Torii” (la famosa puerta tradicional que se encuentra en los templos asiáticos) en la parte superior de la hoja, debe ser de color rojo. A sus lados escribe un “sí” y al otro un “no”. Debajo deben ir los números del 0 al 9 y en tres filas, las letras de la A a la Z.
  • Debes tener la ventana de la habitación donde juegues abierta, ya que Kokkuri-san entrará por allí.
  • Coloca una moneda (preferiblemente de 10 yenes) sobre el torii y cada participante debe colocar un dedo sobre ella.
  • Llama al espíritu diciendo en voz alta: “Kokkuri-san, Kokkuri-san, si estás aquí, por favor mueve esta moneda”.
  • Puedes empezar ya hacer las preguntas que quieras y Kokkuri-san moverá la moneda sobre la respuesta.
  • Al acabar, debes pedirle que se marche: “Kokkuri-san, Kokkuri-san, por favor vuelve a casa”. La moneda debería moverse hacia el “sí” y luego hay que llevarla al torii, donde se quedará quieta.
  • Cuando uno crea que el espíritu ya se ha marchado, se debe destruir la hoja de papel (rompiéndola o quemándola) y antes de que acabe el siguiente día, se deberá gastar la moneda.

Kokkuri-san no deja de ser un juego peligroso que es mejor no probar. Además, no hay que olvidar que el espíritu no siempre te dirá la verdad.

Si uno quiere conocer un poco más, en la otra entrada, se profundiza más.

 

Sachiko para siempre

sachiko amigos para siempre

Este juego es bastante conocido entre los amantes del género gore por el videojuego y anime Corpse Party, quien fue su creador. Tras el estreno de esta saga, muchos grupos de amigos intentaron jugarlo y aunque nunca ha salido ningún caso donde haya salido mal, al menos no conocido, es preferible no probarlo.

Las reglas para que comience el juego son:

  • Se necesita un grupo de amigos entre 2 y 10 personas.
  • Se debe hacer un muñeco de papel, el tamaño es indiferente. Cada miembro presente debe coger el muñeco desde un extremo.
  • Cada jugador debe pensar: “Sachiko te suplicamos” la cantidad de veces en base a los jugadores, más una por Sachiko. Así que, si son cuatro, se deberá pensar cinco veces.
  • Al acabar de pensarlo, cada jugador, al mismo tiempo, debe tirar la parte que tenía cogida del muñeco. Es importante que cada uno guarde su trozo lo mejor posible para no extraviarlo.

Si el hechizo ha salido bien, se dice que Sachiko aparecerá y les dará su bendición para que sean amigos por siempre. Pero, si ha habido algún fallo, entonces ella los transportará hacia otro lugar, donde deberán pelear por sus vidas y si uno no ha guardado bien su trozo de papel entonces quedará atrapado allí para siempre.

Si uno no ha visto el anime ni conoce el juego, es mejor saber que Sachiko es el espíritu de una niña en pena. Es un alma vengativa, así que es mejor no intentarlo.

 

Tsuji-ura

tsuji ura

Tsuji-Ura o el juego de la fortuna, era un conocido juego que se puso de moda hacia varios años, pero que se recomendó no jugarlo a los jóvenes tras el suicidio de una adolescente, que disconforme con la predicción que le hicieron, decidió quitarse la vida.

No solo es peligroso desde el punto de vista paranormal, sino también en las condiciones de su realización, ya que estas expuesto a que te ocurra cualquier cosa y no por parte de fantasmas, sino de los vivos.

Estas son las reglas que seguir:

  • De noche, debes ir a un lugar poco transitado. Debes buscar la entrada a un callejón o una esquina paralela en camino principal. Allí debes permanecer de pie.
  • Saca un peine, pasa las manos por los dientes de este y repite tres veces: “Tsuji-Ura, Tsuji-Ura, concédeme una respuesta verdadera”.
  • Debes esperar a que un extraño pase y cuando esté cerca, cubre tu rostro con un libro o revista. Si tus amigos están contigo, deben hacer lo mismo. La persona que quiere conocer su fortuna, debe pedírselo al extraño (sin bajar el libro), pero si este se niega, entonces deberá esperar a el siguiente.

El origen de este juego se basa en que en varias culturales se cree que el Diablo camino en los cruces de los caminos a la noche, disfrazado de ser humano. Por lo tanto, la persona que te diga tu fortuna podría ser un espíritu o el propio Lucifer.

En uno de los mangas de Junji Ito y ahora también en el anime, emitido en esta temporada, trata un capítulo sobre el Tsuji-ura. Si uno se ha quedado con ganas de ver y saber un poco más sobre este juego, el episodio que lo trata no dejará a nadie indiferente.

 

Satoru-kun

satoru-kun

El último juego del que hablaremos será el de Satoru-kun.

Satoru-kun es un espíritu malvado con forma de niño pequeño. Se dice que lo sabe absolutamente todo y es capaz de responder a cualquier pregunta que uno le formule.

Si uno decide jugarlo, esto es lo que deberá hacer:

  • Debes buscar una cabina telefónica, de estas que están por la calle. Mete las monedas para llamar y marca tu número de teléfono móvil.
  • Repite estas palabras: “Satoru-kun, Satoru-kun por favor acude a mí. Satoru, Satoru por favor muéstrate. Satoru, Satoru por favor si estás ahí, respóndeme”.
  • Al acabar, cuelga el teléfono público y apaga tu móvil.
  • Si lo has hecho todo bien, en menos de 24 horas, el espíritu debería llamarte. Las primeras veces que te llame, te dirá donde se encuentra. Con cada llamada, te darás cuenta de que cada vez se encuentra más cerca de donde estás. La última vez, te dirá que se encuentra detrás de ti. Ahí es cuando debes formular tu pregunta rápidamente.

A parte de estas reglas, también debes recordar no romper estas:

  • No debes darte la vuelta y mirarle.
  • No tocarlo, si no tienes nada que preguntarle entonces no le llames.
  • Cuando se encuentre tras tuyo debes preguntarle rápidamente.

Si una de ellas se rompe, morirás y Satoru te arrastrará al infierno con él.

Basándose en esta leyenda, crearon la película: Satoru-kun, llamando a un espíritu.

 

Con esto, damos por finalizada esta peculiar y aterradora entrada.

Como se ha dicho más arriba, todos estos juegos son o han sido muy populares en su momento en el país del sol naciente. Las instrucciones, más detalladas, también pueden ser halladas en otras páginas de internet, pero en general aquí podrán darles una idea.

Si uno decide probarlos o no, ya está en su propia mano. Personalmente, aunque este mundo espiritual es de mi agrado, nunca me atrevería a jugar con él, ya que me da demasiado miedo el que puede ocurrir.

Ya se les ha dado las normas, ahora es uno quien decidirá si quiere ponerlas a prueba o simplemente contarle al resto que conoce estos macabros juegos y ya.