Kitbull y la reflexión al maltrato animal.

0
75

Otra vez Pixar de la mano de Rosana Sullivan, nos trae un pequeño corto conmovedor de apenas 8 minutos que nos invita a la reflexión con los animales y el pésimo trato que le damos. Un precioso relato con imágenes en 2D y música para deleitarnos en el mundo de fantasía y la realidad que nos rodea.

Tras ver este corto solo me resta pensar que a veces la forma de llegar a lo más profundo de la gente está desprovisto de palabras, solo evocar las sensaciones que se presentan ante esas circunstancias injustas que a veces nos acechan, ya valen para atrapar nuestro tiempo y atención.

Sumergirnos en el mundo de los animales es un tema muy controvertido y difícil que hoy día tiene enfrentados a varios detractores como defensores en el tema y es que creo que hemos llegado a un límite que no solo se hace auge a la crueldad con los seres más débiles y fieles que podamos encontrarnos, sino que la indiferencia también ha sido parte de estos resultados, por eso he decidido compartir con vosotros este pequeño pantallazo que me ha llegado a lo más profundo de mis pensamientos.

Entiendo que durante nuestra historia hemos compartido este mundo con otros seres, nosotros los hombres nos hemos servido de ellos para nuestra supervivencia, luego para la explotación hasta que llego la diversión y es aquí donde llega el punto mas sensible y discutible… donde el hombre y su ego destruye y maltrata animales. Aunque no siempre el fin de una especie radica a la acción humana, gran parte de ellas, en estos últimos años se ven amenazadas por nuestros actos. 

Entonces me pregunto, si la especie humana esta dotada de inteligencia, entonces porque no usarla para el propio bien? es decir conservar su planeta y las especies que la habitan, pero es irónico pensar eso cuando se destruye a si misma.

A expensas de esos malos resultados que nos puede ofrecer internet para ver espectáculos tan inhumanos que se repiten día a día os invito a la reflexión y participación para que de algún modo todos colaboremos a disminuir estas atrocidades…Pedir terminar, sería un sueño, pero ese grano de arena que dejas al ayudar, adoptar, evitar alguna injusticia, o solo dar cariño a un animal no quedará insignificante porque recuerda que de pequeños granos de arena la inmensa playa se extiende a grandes distancias.