Life is Strange, retrospectiva

0
61

Life is Strange, una vista hacia atrás a uno de los grandes títulos de la antigua generación.

Hoy he elegido hablar sobre Life is Strange, un título de formato episódico desarrollado por Dontnod Entertainment y distribuido por Square Enix, que nos pone en la piel de Max Caulfield, una chica estudiante de fotografía que regresa a Arcadia Bay para, después de un suceso impactante descubrir que tiene el poder de rebobinar el tiempo.

Este título corresponde a una aventura gráfica sedimentada en la toma de decisiones, pero con un toque único: “el poder tomar un camino y ver en qué desembocará“, quizás parezca que está sola idea va en contra de las bases de un juego de este estilo, pero no es así, ya que no hace más que complementarlo. La toma de decisiones está implementada de una forma bastante simple. Diferenciando entre 2 tipos de elecciones: elecciones de diálogo, de menor peso argumental y elecciones de mayor peso, las cuales consisten en elegir entre dos opciones. Aunque estas 2 opciones parezcan pocas déjame decirte que a veces, son muy difíciles de tomar.

El poder “de rebobinar el tiempo”, surge del famoso concepto conocido como el ‘efecto mariposa’ donde hasta las acciones más pequeñas pueden desembocar y provocar severos cambios en la historia. Sí, así mismo por si recuerdas la legendaria película protagonizada por Ashton Kutcher donde éste intenta reescribir su historia con finales inesperados que una y otra vez le llevan a su punto de partida.


Entonces a la hora de rebobinar, recordaremos todo lo que veamos u oigamos, cosa que puede ayudarnos en una futura conversación, subrayando la opción de diálogo que hayamos obtenido. También nos permite la posibilidad de conservar objetos que hayamos  conseguido con anterioridad, lo cual la mayoría de las veces da lugar a un puzzle no demasiado complejo, no esperes encontrarte ningún obstáculo significativo en esta historia

 

Esto hace que el gameplay no sea tan lineal y según el tipo de jugador podamos ‘trastear’ más o menos con el poder de manipular el tiempo. También tener en cuenta que el observar detalles como carteles, fotografías o conversaciones entre los personajes son elementos que aportan ‘cinceladas’ que complementan a la historia. No pasa nada grave si te los pierdes, pero no viene nada mal tenerlos en cuenta

En cuanto a su estilo artístico puedo decir que no decepciona y es que tiene un estilo único y peculiar, tal cual como si estuviéramos viendo una pintura de acuarela pero con unas pinceladas de realidad. Cabe destacar que este juego reluce elementos muy característicos y agradables de una historia adolescente, como son las amistades de esta época, los valores y lo sencillo que es divertirse aún cuando todo te va mal.

La historia también te sumerge en temas ‘oscuros’ que muchos juegos no se atreven a mencionar, aunque son algo común en la sociedad juvenil actual y es que problemas como las drogas, la humillación pública y el acoso son frecuentes en este siglo y no muchos desarrolladores de videojuegos se atreven a hablar sobre estos temas, sin embargo aquí estará presente como un atributo más.

Como conclusión final, diré que life is strange es uno de esos juegos esenciales que si por alguna razón no has jugado todavía, a qué estás esperando? Es un juego en el que no tienes porque estar pendiente de mecánicas super complejas, simplemente para esos momentos en los que solo te quieres sentar a ver una buena historia en la que tu tengas el control, con personajes entrañables y que te deja pensando una vez que lo acabas. Te lo recomiendo si quieres descansar un poco de juegos que requieren más conocimientos, pues cualquiera puede disfrutar de este juego, incluso los que no estén muy habituados a jugar a videojuegos con mucha regularidad

Reseña Panorama
Jugabilidad
8
Historia
10
Gráficos
7
Tiempo de Juego
6
Banda Sonora
8
Doblaje
10
Artículo anteriorEstrenos anime de la temporada de primavera 2019 (4ª parte)
Artículo siguienteErrementari, el herrero y el diablo.
El Templario
Fan incondicional de Batman, Kingdom Hearts y Destiny. Apasionado de los videojuegos desde niño. amante de la biología y de filosofar sobre todo. Escribo noticias de juegos y tecnología.